Reglamento interno para Meseros

Reglamento interno para meseros

El reglamento interno para meseros en un restaurante establece las normas esenciales para garantizar un servicio de calidad. Los meseros deben mantener su uniforme en perfecto estado, permanecer siempre de pie, no comer, beber o fumar delante de los clientes, tomar el pedido correctamente y tratar al cliente con respeto y cortesía.

Un reglamento interno de meseros se compone de los siguientes elementos:

  • Presentación personal: Define normas para el uniforme, higiene y apariencia. Por ejemplo, uniformes limpios, cabello recogido y uñas cortas.
  • Atención al cliente: Establece las expectativas para el trato a los clientes. Esto incluye ser cortés, mantener contacto visual y responder rápidamente a las solicitudes.
  • Manejo de alimentos: Brinda guías sobre la correcta manipulación de alimentos, previniendo contaminación y garantizando la salud de los comensales.
  • Protocolos de servicio: Detalla los pasos para tomar órdenes, servir alimentos y resolver problemas que puedan surgir.
  • Responsabilidades adicionales: Define otras tareas como limpieza de mesas, cooperación con la cocina y manejo de situaciones de emergencia.

1. Presentación personal

La primera impresión cuenta y los meseros son la cara visible del restaurante ante el cliente. La presentación personal debe ser impecable.

  • Uniforme limpio: Garantiza una apariencia profesional y respetable.
  • Cabello recogido: Evita inconvenientes y mantiene la higiene.
  • Uñas cortas y limpias: Evita la acumulación de suciedad y bacterias.
  • Zapatos adecuados: Brindan comodidad durante las largas jornadas y evitan resbalones.
  • Evitar perfumes fuertes: Pueden interferir con el aroma de los alimentos.
  • Joyería mínima: Evita distracciones y posibles accidentes.
  • Maquillaje discreto: Presenta una imagen profesional y neutral.

2. Atención al cliente

El trato hacia el cliente es fundamental. Un buen servicio puede compensar pequeños errores o demoras en la cocina.

  • Saludo cordial: Da la bienvenida al cliente de manera amable.
  • Mantener contacto visual: Muestra interés y atención.
  • Escuchar activamente: Entiende las necesidades y preferencias del cliente.
  • Conocimiento del menú: Responde dudas y ofrece recomendaciones.
  • Manejo de quejas: Resuelve problemas de manera eficiente y con empatía.
  • Despedida amable: Agradece y invita al cliente a volver.
  • Actitud proactiva: Anticipa necesidades y ofrece soluciones.
Lectura de interés:  Frases de meseros a clientes

3. Manejo de alimentos

El correcto manejo de alimentos garantiza la salud de los comensales y refleja profesionalismo.

  • Uso de guantes: Evita la contaminación directa.
  • Conocer alergenos: Informa a los clientes sobre ingredientes riesgosos.
  • Evitar contacto con alimentos crudos: Previene la contaminación cruzada.
  • Verificar temperatura: Asegura que los platos se sirvan en su punto.
  • Uso correcto de utensilios: Garantiza la higiene y evita mezclas indeseadas.
  • Conocer técnicas de conservación: Mantiene la frescura de los ingredientes.
  • Rotación de stock: Utiliza los ingredientes más antiguos primero para evitar desechos.

4. Protocolos de servicio

Cada restaurante tiene sus propios protocolos, pero existen pautas generales que garantizan un servicio eficiente.

  • Orden de servicio: Conoce el orden correcto para servir aperitivos, platos principales y postres.
  • Manejo de órdenes: Entiende y verifica los pedidos antes de enviarlos a cocina.
  • Comunicación con la cocina: Mantén una relación fluida con el equipo de cocina.
  • Conocimiento de vinos: Sugiere maridajes acorde al menú.
  • Manejo de la cuenta: Presenta la cuenta de manera discreta y verifica pagos.
  • Configuración de la mesa: Entiende la disposición de cubiertos, copas y servilletas.
  • Tiempos de espera: Informa al cliente sobre posibles demoras.

5. Responsabilidades adicionales

Más allá del servicio directo, los meseros tienen otras responsabilidades que contribuyen al buen funcionamiento del restaurante.

  • Limpieza de mesas: Garantiza un espacio agradable para los próximos comensales.
  • Cooperación con la cocina: Ayuda en la preparación y presentación de platos si es necesario.
  • Manejo de situaciones de emergencia: Conoce la ubicación de extintores, salidas de emergencia y protocolos de seguridad.
  • Actualización de menús: Participa en formaciones sobre nuevos platos o cambios en el menú.
  • Feedback a la dirección: Reporta comentarios de clientes y sugiere mejoras.
  • Control de inventario: Ayuda a verificar stock y reporta faltantes.
  • Formación a nuevos meseros: Participa en la inducción de nuevos empleados.
Lectura de interés:  Las 10 Características que debe tener un buen Mesero

Sanciones y consecuencias

El incumplimiento de las normas y procedimientos del reglamento no solo afecta la calidad del servicio, sino también la reputación del restaurante. Es esencial que todos los meseros conozcan y comprendan las posibles sanciones y consecuencias derivadas de no seguir el reglamento. A continuación, se presentan algunas de las sanciones más comunes y sus respectivas consecuencias:

  • Amonestación verbal: En caso de una primera falta leve, como llegar tarde o un pequeño descuido en la presentación personal. Esta amonestación sirve como advertencia y recordatorio de la importancia de seguir las normas.
  • Amonestación escrita: Si las faltas persisten o si se comete una falta de mayor gravedad, se procederá a una amonestación escrita que quedará registrada en el expediente del mesero.
  • Suspensión: Para faltas reiteradas o graves, como el maltrato al cliente o la negligencia en el manejo de alimentos, se puede proceder a una suspensión temporal sin goce de sueldo.
  • Cursos de capacitación obligatorios: En casos donde el mesero comete errores por falta de conocimiento o habilidades, se le puede requerir tomar cursos de formación para mejorar su desempeño.
  • Despido: Las faltas muy graves o la acumulación de faltas menores pueden resultar en el despido definitivo del mesero. Por ejemplo, el robo, el fraude o comportamientos inapropiados reiterados pueden ser causas justificadas para el despido.
  • Indemnización por daños: Si el incumplimiento de las normas resulta en daños materiales o pérdidas para el restaurante, el mesero podría ser responsable de cubrir los costos asociados.
  • Revisión de contrato: En situaciones donde se detecten áreas de mejora o necesidad de ajustes en el desempeño del mesero, se puede optar por revisar y modificar las condiciones del contrato.

Es importante resaltar que, antes de aplicar cualquier sanción, es esencial realizar una investigación justa y objetiva de los hechos, ofreciendo al mesero la oportunidad de explicar su versión de los hechos. Esto garantiza un trato justo y equitativo para todos los empleados.

Un reglamento interno sólido y actualizado es vital para que los meseros ofrezcan un servicio de calidad y cumplan con las expectativas del restaurante y los clientes. Además, adaptarse a las tendencias modernas puede proporcionar una ventaja competitiva y mejorar la reputación del establecimiento.


También te puede interesar

Ander Bravo
Últimas entradas de Ander Bravo (ver todo)

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad